miércoles, 17 de enero de 2018

BENEFICIOS DE LA NUEZ DE MACADAMIA O NUEZ DE QUEENSLAND.

Cuando uno piensa en las nueces de macadamia, puede ser que piense en Hawái, pero esta nuez es nativa del continente de Australia, lo que explica por qué al fruto también se le llama el australiano o la Nuez de Queensland.

De la familia de las Proteaceae, el árbol de macadamia de hoja perenne puede llegar a medir 40 pies horizontalmente así como en su extensión vertical.

Estas son unas de las nueces más buscadas en el mundo, así que pueden ser caras. Esto ha levantado la producción comercial en otras zonas templadas como Sud África y América Central en dónde los árboles crecen si hay suficiente agua.

Introducidos en Hawái en 1881 y poco después en California, Hawái es hoy en día el exportador más grande en el mundo. Un árbol de macadamia de 10 años puede producir hasta 50 libras e incrementarla indefinidamente.

Además de ser una fuente de alimentación, las cáscaras se compostean para mantillo o fertilizante, y en Japón, el aceite se usa en la industria cosmética para hacer jabones, champú, y protectores solares. Lo que sobra puede ser usado en alimento de animales.

Como dice el dicho: las macadamias son una nuez dura de quebrar. Conteniendo por lo menos un 72 por ciento de aceite, están envueltas en una cáscara como de piel verde que se parte cuando la nuez está madura.

La cosecha viene cuando se caen del árbol, que es cuando se le quita la cáscara verde y se secan las nueces. La cáscara interna se quita después con un cascanueces. Un manojo de estas nueces hace una botana crujiente, pero también son muy buenas en galletas, panes y pasteles, ensaladas de fruta y ensaladas verdes.

Beneficios de Salud de la Macadamia

Como un alimento natural y entero, la nuez de macadamia, específicamente, contiene antioxidantes, vitaminas y minerales con un potencial de estimular significantemente la salud.

Contienen altas cantidades de vitamina B1 y magnesio, y solo una porción abarca 58 por ciento de lo que necesita de manganeso y 23 por ciento del valor diario recomendado de tiamina.

Las nueces crudas contienen un gran número de nutrientes así como una porción saludable de grasa mono insaturada. Las macadamias, con su propio perfil nutrimental, son relativamente bajas en carbohidratos y proteína (conteniendo un 2 % en una porción de una onza), son altas en ácido oleico y ácidos grasos mono insaturados omega-9, el mismo ácido graso que se encuentra en el aceite de oliva.

De hecho, de los 21 gramos de grasa que se encuentra en la nuez de macadamia, solo tres gramos son grasas saturadas.

A veces existe una desconexión en el entendimiento de cuáles alimentos contienen grasas buenas (HDL) y cuáles grasas malas (LDL). De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón: 1
El colesterol LDL es considerado colesterol ‘malo’ porque contribuye a crear placas de depósitos gruesos y duros que pueden bloquear las arterias y hacerlas menos flexibles. Esta condición es conocida como arterosclerosis.

Si un coágulo (de sangre) se forma y bloquea una arteria obstruida, puede resultar en un ataque al corazón o un infarto. Otra condición llamada enfermedad arterial periférica se puede desarrollar cuando la acumulación de placa reduce una arteria que conduce sangre hacia las piernas.

El colesterol HDL es considerado un colesterol ‘bueno’ porque ayuda a eliminar colesterol LDL de las arterias. Expertos creen que HDL actúa como un eliminador, cargando colesterol LDL fuera de las arterias y de regreso al hígado, en donde es desintegrado y desechado del cuerpo. Una cuarta parte de una tercera parte de colesterol en la sangre es cargada por HDL

Un nivel saludable de colesterol HDL también puede proteger contra ataques al corazón e infartos, mientras que bajos niveles de colesterol HDL han mostrado que incrementan los riesgos de enfermedades del corazón.

Cuando escoja grasas que debe o no debe comer, es importante notar que es el tipo de grasa lo que importa, no la cantidad. No todos los ácidos grasos saturados son lo mismo. Si los elimina todos, sufrirá consecuencias graves a la salud.

Grasas saturadas sanas se encuentran en productos animales como la mantequilla, queso, leche entera, helado y carnes grasosas. También las puede encontrar en algunas plantas tropicales y aceites vegetales como el aceite de coco y aceite de la semilla de palma.

Luego tenemos las grasas trans, que se forman cuando el aceite vegetal se endurece, un proceso llamado hidrogenación. Esto puede elevar su LDL y bajar su HDL, lo cual no es bueno para su salud, especialmente su corazón. Las grasas trans tienen un link directo a enfermedades del corazón, diabetes de tipo 2 y hasta Alzheimer.

De hecho, la Clínica Mayo nombra a las nueces como uno de los cinco alimentos que pueden proteger la salud del corazón por reducir el colesterol. Sólo asegúrese que no estén cubiertas de azúcar o sal y que mantenga la porción alrededor de 1.5 onzas.

Excluyendo a los cacahuates, las nueces crudas como la macadamia han demostrado que ayudan a reducir la cintura en lugar de acumular libras. Un reportaje de 31 clínicas y encuestas universitarias mostraron que cuando la gente incluía más nueces o nueces en sus dietas o como sustituto para otros alimentos, dentro de cinco semanas, perdían en lugar de aumentar 1.4 libras y media pulgada de la cintura.

Aunque eso parezca una pequeña cantidad, con el tiempo hace una diferencia. Así que si está cuidando su peso, un manojo de nueces como macadamias o almendras es una opción de botana mucho mejor que un panqué de salvado.


Con alrededor de 60 por ciento de ácido oleico de grasa mono insaturada – la misma cantidad que en los olivos – proveen la cantidad más alta de grasa saludable mientras que se encuentran con un perfil bajo en la escala de los carbohidratos.

Estudios Realizados Sobre la Macadamia
Ensayos clínicos y estudios demostraron que el perfil de ácidos grasos en la nuez de macadamia afecta benéficamente los sueros lípidos/lipoproteínas, resultando en reducidos riesgos de enfermedades cardiovasculares.2
Adicionalmente, un estudio de Journal of the American College of Nutrition encontró que gente que comía nueces se beneficiaba de otras maneras incluyendo:
• Menos presión arterial sistólica
• Menos propensos a tener dos de los factores riesgosos para el síndrome metabólico: una presión sanguínea alta y bajos niveles de colestrol HDL (bueno) (para consumidores de nueces)
• Menos propensos a tener cuatro factores riesgosos para síndrome metabólico: obesidad abdominal, alta presión sanguínea, glucosa en ayunas alta, y una prevalencia más baja de síndrome metabólico
Otra razón por la cual las nueces son benéficas es que muchas de ellas, como la nuez, la avellana, las pecanas, nuez de Brasil, almendras, anacardos y cacahuates, contienen el amino ácido l-arginina, el cual ofrece muchos beneficios vasculares a gente con enfermedad coronaria del corazón.
El consumo de nueces también se asocia con una incidencia reducida de diabetes en mujeres, cálculo biliar en mujeres tanto como en hombres, y efectos benéficos en estrés oxidativo, inflamación y reactividad vascular.3
También es importante notar que las nueces de macadamia son tóxicas para perros y pueden causar debilidad, vómito, pérdida de coordinación, temblores e hipertermia.4
Datos Curiosos Sobre la Macadamia
Los árboles de la macadamia fueron nombrados por el director de los Jardines Botánicos Reales de Australia, Baron Ferdinand von Mueller, para honrar a su amigo y colega, el químico John MacAdam. Irónicamente, MacAdam murió a bordo de un barco que lo llevaba a probar la nuez que fue nombrada en su honor.

Resumen
Una de las nueces más saludables, crudas o de otra manera, la macadamia se originó en Australia, con la producción más alta viniendo de Hawái. Hoy en día se cultivan en un número de continentes con sol moderado y mucha agua. Como muchas otras nueces, tienen un alto contenido de “grasas”, pero es de la grasa buena – HDL, no LDL – que necesita tu cuerpo para combatir enfermedades del corazón y disminuir el riesgo de infartos. Otros nutrientes saludables en la macadamia incluyen el amino ácido l- arginina, vitamina B1 y magnesio, y son una excelente fuente de manganeso y tiamina mientras son bajas en carbohidratos.

Pruébelas picadas robustamente en una ensalada verde.

lunes, 15 de enero de 2018

COMO PROTEGER AL MEDIO AMBIENTE.

Con el aumento del efecto invernadero en el planeta, cada día cobra mayor importancia tomar conciencia y aplicar medidas para proteger el medio ambiente.
A menudo, cuando se piensa en proteger al medio ambiente se piensa en hacer grandes inversiones o en procedimientos fuera de nuestro alcance. Contrario a esto, la realidad es que las acciones cotidianas son las más importantes, aunque nos parezcan un aporte pequeño.
Si bien es cierto que muchas personas han logrado tomar conciencia y adoptar ciertos hábitos amigables con el medio ambiente, aún queda mucho por hacer.
A continuación te brindamos una guía para adoptar un estilo de vida mucho más amigable y más verde. Comprobarás que no se supone reto alguno. ¿Qué esperas para adoptar algunos hábitos ecoamigables?
Cómo proteger al medio ambiente
1.  Disminuir el uso del vehículo
Trasladarse en transporte público o en bicicleta al trabajo o a la universidad es una buena forma de reducir el impacto de la polución. Estas acciones contribuyen a disminuir a la mitad la emisión de CO2 que se genera en una ciudad, de acuerdo a la densidad poblacional.
Tomando en cuenta esto, muchos países han implementado sistemas de transporte más amigables con el medio ambiente. Se trata de trasladar mayor cantidad de personas, generando menor impacto al ecosistema.
Así mismo, la gran mayoría de los países europeos fomentan el uso de medios alternativos como la bicicleta. Además de proteger el medio ambiente, contribuyen a mejorar la calidad de la vida del ciudadano a través del ejercicio y la disminución del estrés causado por el tráfico.
2.  Usar conscientemente el agua
Hacer uso racional del agua es una de las medidas más importantes para proteger el medio ambiente. Hay que recordar que se trata de un recurso natural no renovable.

Cerrar la llave del grifo mientras se cepillan los dientes, se enjabona en la ducha o se lavan los platos, puede suponer un ahorro de 90% en el consumo del agua. Lo mismo ocurre al lavar el automóvil utilizando un cubo de agua, en lugar de la manguera.

3.  Emplear eficientemente la energía
Entre los mayores inventos de la humanidad, la energía ocupa un lugar importante. Nuestro día a día gira en torno al uso de la energía. Por ello, la concienciación sobre sus efectos en el medio ambiente tiene que variar los hábitos de las personas.
Apagar las luces cuando no se utilizan, sustituir bombillas comunes por unas ahorradoras, mantener desenchufados los cargadores cuando no sean útiles. Son algunas de las prácticas que se pueden implementar para proteger el medio ambiente.
Saber escoger entre productos ahorradores de energía mejora el consumo de este servicio y también beneficia el bolsillo del usuario a largo plazo.
4.  Consumir alimentos locales y orgánicos
Proteger al medio ambiente no solo implica la disminución en el uso de los servicios básicos. También en el consumo de alimentos procesados o tratados, con prácticas agrícolas como el uso de fertilizantes. Estas acciones tienen un impacto directo sobre el medio ambiente.

Preferir alimentos locales u orgánicos es una manera de proteger el medio ambiente. Se trata de productos que han sido cultivos de forma tradicional, sin el uso de pesticidas, fertilizantes, conservantes o aditivos. Estas sustancias de alto impacto se usan comúnmente en proceso agrícolas industrial.
Además de ser más saludables, los alimentos orgánicos suponen menor uso de energía. Entre otras cosas, porque son cultivados de forma natural, lo cual contribuye a proteger al medio ambiente y disminuir su costo para el consumidor final.
Otra modalidad que ha proliferado es la agricultura urbana. Consiste en crear huertos en espacios pequeños de casas o edificios como patios, balcones, terrazas, azoteas, entre otros.
En su mayoría, este sistema es concebido para el autoconsumo doméstico. En los últimos años se ha presentado como una modalidad de sustento familiar o de ingresos adicionales en muchos países latinoamericanos.
5.  Clasificar los desechos y reciclar
La cultura del reciclaje es una contribución sencilla de gran impacto. La mayoría de los desechos generados por el hombre terminan dañando la biodiversidad.
Por ello, clasificar y reciclar aquellos materiales que cumplan con esta condición es una manera fácil de proteger al medio ambiente.

sábado, 13 de enero de 2018

EL CULPABLE


Relato de autor anónimo narrado por María Cristina Salas escritora de cuentos infantiles con página web www.mariacristinasalas.blogspot.com Para más información sobre sus libros infantiles visita su página web.

jueves, 11 de enero de 2018

REYES MAGOS CRONOVISOR


Javier Sierra vuelve a nuestro cronovisor. Lo hace para hablarnos de los Reyes Magos, su historia y su mito. En estos días han sido protagonistas de infinidad de tradiciones vinculados a una historia que queremos conocer si es real o de lo contrario, dónde puede estar inspirada.

martes, 9 de enero de 2018

20 DATOS QUE SEGURAMENTE NO SABIAS SOBRE EL CHOCOLATE

El chocolate tiene un sabor muy agradable, ideal para disfrutar solo o acompañado de muchos otros alimentos y postres. Muchas personas se sienten culpables al comer chocolate, sin saber que unas cuantas onzas a la semana le pueden estar proporcionando muchos nutrientes a la salud.
Un número creciente de investigaciones ha podido determinar que el chocolate negro es un alimento rico en antioxidantes, ideal para incluir en la dieta por sus importantes beneficios para la salud. En estas investigaciones se encontró que el chocolate negro es rico en flavonoides, que son unos antioxidantes muy poderosos que cuidan y protegen el cuerpo ante diferentes enfermedades.
Son muchos los datos nutricionales que las personas desconocen sobre el chocolate. Seguramente después de leer estos 20 datos reveladores, vas a querer comer chocolate con más frecuencia.
20 datos sobre el chocolate
l chocolate contiene una cantidad mínima de cafeína en comparación de otros alimentos como el café, el té y otros productos con este estimulante.
El consumo de chocolate podría ayudar a prevenir y tratar diferentes dolencias, ya que actúa como un analgésico natural.
Un solo bombón de chocolate proporciona las energías suficientes para recorrer hasta 150 metros.
Los nutrientes presentes en el chocolate ayudan a la formación de bacterias “buenas” en el organismo.
Por su alto contenido de flavonoides, el chocolate protege la piel del sol y la previene de quemaduras solares.
El olor del chocolate aumenta las ondas cerebrales theta, que inducen a la relajación. Además, su consumo estimula la liberación de endorfinas adicionales, las cuales generan sensación de placer y proporcionan bienestar, ya que aumentan los niveles de serotonina.
El consumo de chocolate favorece la concentración y la memoria. Esto se debe a sus altos contenidos de flavonoides, que pueden promover el flujo de sangre del cerebro durante las dos o tres horas posteriores a su consumo.
Puede ayudar a prevenir la caries dental ya que los agentes antibacterianos presentes en los granos de cacao compensan sus altos niveles de azúcar.
Reduce la fatiga y mejora el rendimiento físico.
Los altos contenidos de antioxidantes del chocolate negro podrían aumentar la expectativa de vida en las personas que lo consumen regularmente.
En un estudio publicado en la revista Physiology & Behavior se reveló que un trozo de chocolate negro puede ayudar a ver mejor en situaciones de bajo contraste.
Es muy bueno para el corazón gracias a su alto contenido de antioxidantes. El consumo de chocolate negro ayuda a dilatar las arterias y promueve el flujo sanguíneo, además, ayuda a prevenir la acumulación de placa en las paredes arteriales.
Aunque muchas personas no lo crean, el chocolate podría ser un gran aliado para quienes desean bajar de peso. Este alimento puede ser un apoyo gracias a su alto contenido de antioxidantes y su poder saciante.
Comer chocolate durante el embarazo ayuda a prevenir el estrés y mejora el estado de ánimo.
Se utiliza en una gran cantidad de productos de belleza, ya que humecta la piel, suaviza y ayuda a prevenir la aparición temprana de arrugas.
Se cree que el chocolate negro podría ayudar a controlar y prevenir la tos.
Los antioxidantes que tiene el chocolate contribuyen para mantenernos jóvenes.
Los flavonoides presentes en el chocolate tienen un alto poder para combatir e impedir la acción de los radicales libres en el cuerpo. Gracias a esto, el chocolate ayuda a prevenir enfermedades y contribuye a la regeneración celular.
Recientes investigaciones determinaron que las mujeres que consumen 20 onzas de chocolate negro a la semana reducen hasta un 20% el riesgo de accidente cerebrovascular.
El cacao del chocolate contiene ácido oleico, que es un tipo de grasa que podría ayudar a aumentar los niveles de colesterol bueno.
Recomendaciones para comer chocolate
l chocolate altamente beneficioso para la salud es el chocolate negro amargo. Si bien, algunos tipos de chocolates blancos conservan algunas propiedades, estos suelen ser menos beneficiosos que el chocolate negro.
El consumo de chocolate debe ser moderado, tomando un máximo de 2 onzas al día.
Las personas con diabetes y problemas de obesidad deben consultar al médico antes de incluir chocolate amargo en su dieta.
Al comprar chocolate es bueno verificar que contenga al menos 65% de cacao.

domingo, 7 de enero de 2018

LADRONES DE CADAVERES CRONOVISOR


A partir de la novela El ladrón de cadáveres del escocés Robert Louis Stevenson, Jesús Callejo nos abre las puertas del cronovisor para viajar al siglo XIX y descubrir en plena efervescencia del Romanticismo cómo se vivía, literalmente, la muerte. Estudiamos el ambiente histórico del siglo XIX y cómo marcó las pautas de la literatura y la ciencia.

viernes, 5 de enero de 2018

¿EN VERDAD EL CHOCOLATE CAUSA ESTRENIMIENTO?

El consumo excesivo de chocolate puede provocar indigestión, aunque no estreñimiento. De hecho, la ingesta ocasional puede ser muy beneficiosa para favorecer los movimientos peristálticos del intestino.
Durante mucho tiempo algunos decidieron excluirlo de la dieta, dado que se pensaba que era perjudicial para varios aspectos de la salud.
Sin embargo, actualmente se destaca por su contenido de antioxidantes y vitaminas y minerales que, lejos de causar daño, nos proporcionan importantes beneficios.
Pese a esto, surgen ciertas dudas sobre su consumo habitual, sobre todo por su posible relación con problemas digestivos como el estreñimiento.
Pero… ¿Qué tan cierto es esto? ¿En verdad el chocolate estriñe? Aunque puede influir de forma negativa ante ciertas patologías intestinales, en realidad no es tan malo como algunos piensan.
Chocolate y problemas de estreñimiento: ¿Mito o realidad?
Muchas madres y abuelas suelen decir que el consumo de chocolate causa estreñimiento. Esto, sin duda, pasó de generación en generación como una de tantas creencias.
Lo cierto es que, aunque el mito se extendió por todo el mundo, y continúa vigente en muchas personas, está muy alejado de la realidad.
¿La razón?
El cacao, el componente principal del chocolate, contiene altas dosis de teobromina, un alcaloide que actúa de forma similar a la cafeína.
Cuando el alimento se consume en grandes cantidades, se produce una aceleración de las ondas peristálticas, lo que, en realidad, acelera el movimiento intestinal, ocasionando diarrea.
A esto se le suma su alto contenido de grasa, incluyendo la que aporta la leche (si la contiene), que, en muchos casos, también pueden desencadenar episodios de diarrea.
Por otro lado, sus taninos estimulan la contracción de las fibras musculares lisas del intestino delgado, ayudando en el proceso de digestión.
Entonces, ¿a qué se debe el mito que relaciona el chocolate con el estreñimiento?
Es probable que esta creencia haya surgido con el hecho de que, en grandes cantidades, el chocolate puede producir indigestión.

En muchas ocasiones se ha incluido en el listado de alimentos que causan estreñimiento, explicando que su alto contenido de grasa y poca fibra influyen en el mismo.
No obstante, como ya lo indicamos anteriormente, su ingesta descontrolada en realidad puede producir un efecto contrario. Así, puede llegar a provocar lo que muchos conocen en el lenguaje popular como “suelta de estómago”.
Sin embargo, en general, las dosis moderadas del alimento no representan riesgo alguno y, por el contrario, brindan interesantes beneficios.
¿Cuándo no es conveniente consumir chocolate?
Mientras que comer una pequeña barra de chocolate oscuro no tiene nada que ver con el estreñimiento, los chocolates con leche y añadidos pueden empeorar las cosas cuando ya se padece este trastorno.
El alimento, en cualquier forma, no es una causa principal de esta afección. No obstante, es importante saber que, ante ciertas condiciones, puede desencadenar reacciones negativas.
Evítalo en caso de:
Síndrome del intestino irritable (colon irritable)
Estreñimiento crónico
Reflujo gastroesofágico
¿Cómo evitar molestias digestivas al comer chocolate?
Al consumir chocolate en cantidades desproporcionadas se desencadenan reacciones digestivas propias de la indigestión (incapacidad del organismo para llevar a cabo una digestión normal).

Producto de esto, tras ingerir el alimento, algunos experimentan:

Gases y flatulencias
Inflamación abdominal
Agruras o reflujo ácido
Dolor de estómago
Por su contenido de teobromina, sobre todo cuando su composición es de más del 60% de cacao, llega a provocar episodios de diarrea.

Por este motivo, para disfrutar de sus bondades sin llegar a estos inconvenientes, lo adecuado es saber moderar las porciones, evitando la ingesta de más de 25 gramos al día.
¿Cuánto son 25 gramos? Si no tienes una báscula a la mano, ten en cuenta que equivale más o menos a 3 cuadritos de una tableta.
¿Cuáles son los beneficios del consumo moderado de chocolate?
Saber comer chocolate en pequeñas porciones, en especial de su presentación negra o amarga, en realidad tiene importantes beneficios para el organismo.

El alimento contiene sustancias antioxidantes, vitaminas A y B, y minerales esenciales que previenen y combaten algunas enfermedades.
Sus flavonoides mejoran la circulación y reducen la presión arterial alta.
Protege las funciones cognitivas y mejora el estado de ánimo.
Previene las enfermedades del hígado.
Aumenta los niveles de colesterol bueno (HDL).
Mejora el rendimiento físico y mental.
Previene el envejecimiento prematuro.
Mejora la salud de la piel.
¿Resolviste tu duda? A menos que comas una barra entera de chocolate, puedes consumirlo sin temor a tener molestias digestivas.
Procura añadirlo en tu alimentación en porciones pequeñas para beneficiarte de sus interesantes propiedades.