lunes, 20 de noviembre de 2017

MOMIAS Y AMANTES DE TERUEL CRONOVISOR


Las momias serán el eje del cronovisor de esta semana. Jesús callejo y Javier Sierra nos llevan a conocer cómo estos cuerpos han sido capaces de cautivar a generaciones de curiosos e investigadores a lo largo de la Historia. Ver una momia es viajar al pasado y poner rostro a la Historia. Y encontramos momias no solamente en Egipto, en donde basamos nuestra cronoficción con el hallazgo de las momias reales de Deir El-Bahari, sino también en muchos otros lugares como, por supuesto, España.

sábado, 18 de noviembre de 2017

8 FRUTAS QUE AYUDAN A COMBATIR EL ESTREÑIMIENTO


Algunas frutas, además de aportar extraordinarios beneficios a nuestro organismo, pueden ayudarnos a combatir el estreñimiento, una afección propia de estos tiempos modernos.
Combatir el estreñimiento se ha convertido en un gran reto para muchas personas. Vivimos tiempos difíciles para el sistema digestivo. La popularización de la comida chatarra y el estrés constante no ayudan al buen tránsito intestinal.
El estreñimiento ocasiona múltiples incomodidades. No solo genera malestar, sino que también desmejora la piel y el estado de ánimo. Si no se trata adecuadamente, también puede dar origen a problemas más severos.
Hay cientos de productos en el mercado para combatir el estreñimiento. Sin embargo, lo mejor es tratarlo con productos de origen natural. Las frutas son ideales en ese propósito.
A continuación, te presentamos las frutas más recomendadas para combatir el estreñimiento.
1. La ciruela
Las ciruelas son excelentes para tratar el estreñimiento, tanto si son frescas como si son desecadas. Algunos expertos sugieren que las desecadas son más eficaces.
La primera opción de tratamiento son las ciruelas pasas, ya que aportan una gran cantidad de fibra y contienen una sustancia que facilita el movimiento intestinal.
En los casos de inflamación del tracto digestivo, las ciruelas frescas cocidas son la mejor opción.
2. La papaya
La papaya contiene una enzima llamada “papaína” que ayuda a combatir el estreñimiento y que también contribuye con la digestión de las proteínas.
Es una fruta que facilita la absorción de nutrientes, por lo que acelera la expulsión de la materia fecal. Se recomienda consumir, al menos, una porción generosa de papaya cada día.
3. El kiwi
El kiwi es una deliciosa fruta que contiene una sustancia llamada actinidina, una enzima que estimula los receptores del colon facilitando el tránsito intestinal, lo cual alivia el estreñimiento.
Esta fruta aporta gran cantidad de fibra. Se recomienda consumir hasta dos kiwis al día. Lo ideal es consumirlos entre las comidas principales.
4. La piña
Es otra de las frutas que contiene enzimas favorecedoras. En este caso, se trata de la bromelina, una sustancia que también ayuda a digerir las proteínas.
La piña ayuda a que el intestino funcione mejor y a que la digestión sea más ligera. Dos rebanadas de piña al día son suficientes para combatir el estreñimiento. También se puede consumir en jugos.
Es una fruta con propiedades antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento. Aporta al embellecimiento de la piel, además de que es un excelente diurético.
5. La pera
Tiene un alto contenido de fibra, lo que la convierte en un excelente coadyuvante para tratar el estreñimiento.
Contiene una sustancia llamada “pectina” que ayuda a regularizar los movimientos intestinales.
También, sirve como purificadora del organismo, además de que fortalece el sistema inmunológico y ayuda a reducir la hipertensión. Es una fruta que está disponible durante casi todo el año.
6. El aguacate
El aguacate tiene un alto contenido de grasa buena, la cual ayuda a reducir los niveles de colesterol. También, posee un alto contenido de fibra que combate el estreñimiento.
Es un fruto con el que se puede acompañar casi cualquier comida. Va muy bien con las carnes, las ensaladas, las sopas y múltiples preparaciones. Para combatir el estreñimiento, se recomienda una porción en el desayuno.
7. El plátano
Un plátano en el desayuno es suficiente para mejorar notablemente la digestión. Contiene grandes cantidades de fibra, vitaminas y potasio.
En un adulto promedio, con una sola banana se suple el 10% de requerimiento diario de fibra.
Se recomienda consumirlo cuando esté maduro, ya que el plátano verde hace más pesada la digestión.
8. El melón
El melón contiene una alta dosis de humedad. Y es que el 90% de esta fruta está constituido por agua. Por ello, sus extraordinarias propiedades hidratantes.
No solo contribuye a combatir el estreñimiento, sino que también es un magnífico diurético.
Por su alto contenido de potasio, el melón también ayuda a fortalecer los sistemas muscular y nervioso.


jueves, 16 de noviembre de 2017

12 MITOS SOBRE LA VISTA QUE DEBEMOS DEJAR DE CREER



Aunque es un mito muy extendido, el uso de gafas no hará que nuestra vista empeore. Si tenemos algún problema de visión lo mejorará, pero en ningún caso será perjudicial.
Existen una serie de mitos entorno a la vista que es conveniente que dejemos de creer.
A continuación los explicamos todos para que, si pensabas que alguno era verdad, tengas en cuenta la realidad.
No abrir los ojos debajo del agua
Uno de los mitos más extendidos está relacionado con el hecho de abrir los ojos debajo del agua. En este sentido encontramos diferentes mitos.
Por ejemplo el que asegura que dentro de la bañera es mejor no sumergirse con los ojos abiertos.
Esto es así, se asegura porque el cloro con el que se desinfecta el agua del grifo y las tuberías desgastadas hace que el agua pueda tener microorganismos dañinos. Todo esto podría provocar irritación o conjuntivitis.
Por otro lado se cree que dentro de la piscina es mejor llevar gafas de buceo. En las piscinas públicas, el agua contiene aún más cloro que el agua del grifo y este sería el motivo principal.
En el caso de los estanques de agua dulce las creencias son más ambiguas.
Por un lado, se cree que se pueden abrir los ojos en las zonas naturales y limpias, pero que en los ríos y lagos de ciudad es mejor no hacerlo.
En tales casos, el agua que se encuentra en estos lugares suele presentar mayor concentración de bacterias dañinas que pueden provocar una infección.

Por el contrario, en el agua de mar sí se pueden abrir los ojos. Un posible efecto negativo de este agua dependería de la concentración de sal que dicho agua tenga.
Mirar a alguien soldar puede causar ceguera
Otro de los mitos más extendidos considera que mirar a alguien soldar puede provocar ceguera. Esto evidentemente no es así.
No obstante, lo cierto es que sí puede causar una quemadura en los ojos. Por este motivo los soldadores cubren su cara, además de para protegerse de las chispas.
El ordenador y la tele son muy perjudiciales
Cuando estamos ante una pantalla, generalmente, parpadeamos menos, por lo que la película lagrimal se refresca con menor frecuencia.
Todo esto hace que la córnea se seque y provoque fatiga visual, así como dolores de cabeza y visión borrosa.
Estos son los problemas que, por el momento, sí se han comprobado que provocan las pantallas, pero nada más. En el caso de que te preocupe este aspecto será tan sencillo como solucionarlo con gotas humectantes.
También sería recomendable hacer ejercicios para los ojos y descansar la vista periódicamente.
La mala visión es un problema hereditario
Otro de los mitos más extendidos es que la mala visión se hereda. Lo cierto es que, si hay una enfermedad, sí se hereda una predisposición a padecerla pero no significa que acabe apareciendo en la vida de sus descendientes.
Hay más factores involucrados, como el estilo de vida que la persona siga, la profesión y los hábitos que tenga, así como los esfuerzos visuales que realice.
Las gafas empeoran la calidad de tu visión
Muchos creen que las gafas hacen al ojo todavía más vago. La realidad es que las lentes lo que hacen es ayudar al ojo a ajustar la nitidez deseada.
Sirven para que veas bien y tratar un problema que ya tienes, pero no hacen que este vaya a más.
Los arándanos son buenos para la visión
Existe la creencia de que los arándanos son buenos para la visión.
Muchas personas creen que comer arándanos y zanahorias les hará tener una visión ideal. No obstante, aunque sus vitaminas son buenas, no es el único factor del que depende tener una buena vista.
No enfoques hacia la nariz
Uno de los grandes mitos es que los ojos no deben enfocar a la nariz o te quedarás bizco si alguien te asusta en ese momento. Lo cierto es que esto no es verdad y no tiene base científica alguna.
Si enfocas a tu nariz con los ojos solo provocarás sensaciones desagradables, como puede ser el mareo o la fatiga ocular, pero nada más. No te quedarás siempre así.
 No se puede ver la televisión sin luz
Ver la tele con luz es más recomendable a fin de evitar tensiones excesivas en los ojos, pero lo cierto es que si la ves a oscuras no te quedarás ciego.

martes, 14 de noviembre de 2017

LA LEYENDA DE TEPOZTECATL

Se dice que Tepoztécatl nació de una princesa cuyo embarazo fue producto del amor de un pajarillo (o según otra versión, del dios Ehécatl). Los padres de la princesa, enojados, la obligaron a deshacerse del niño, quien fue abandonado en un hormiguero, pero las hormigas en vez de devorarlo lo alimentaron con gotas de miel.
Luego fue dejado entre las pencas de un maguey, mas éste lo abrazó con sus pencas, lo alimentó con aguamiel y finalmente lo mandó corriente abajo del río Atongo en una caja de madera. De ahí lo recogió una pareja de ancianos que lo adoptaron, criaron y enseñaron todo lo que sabían.
Años después, en Xochicalco, Tepoztécatl derrotó al monstruo Xochicálatl, por lo que fue festejado a su regreso a Cuernavaca. Al salir de Cuernavaca se llevó el sonoro teponaztli y corrió con él a Tepoztlán, evitando que lo alcanzaran al provocar con su orina una gran barranca, lo que le permitió llegar a tocar el teponaxtli sobre el cerro del Tepozteco.
En 1538 Tepoztécatl fue convertido al cristianismo por fray Domingo de la Anunciación, quien lo bautizó el 8 de septiembre, dando origen así a la fiesta que cada año se realiza en ese día.
En 1538 Tepoztécatl fue convertido al cristianismo por fray Domingo de la Anunciación, quien lo bautizó el 8 de septiembre, dando origen así a la fiesta que cada año se realiza en ese día.

domingo, 12 de noviembre de 2017

ROBO GIOCONDA CRONOVISOR


Esta semana Jesús Callejo nos habla en el Cronovisor del robo de la Gioconda en el verano de 1911, uno de los momentos más desconocidos de la Historia del Arte. La cronoficción de Carmen Socías nos recrea el momento de la desaparición del cuadro en el Museo del Louvre de París, fechoría realizada por uno de sus trabajadores, Vicenzo Peruggia.


viernes, 10 de noviembre de 2017

5 FORMAS EN LA QUE TE MIENTES A TI MISMO


Debes plantearte si te mientes para sentirte mejor o simplemente no te das cuenta de que te estás autoengañando porque lo haces ya de manera inconsciente y, en cualquier caso, ponerle fin.
¿Has sido consciente, alguna vez, de que te estabas autoengañando?
Te mientes a ti mismo más de lo que crees, por eso hoy te enseñaremos algunas formas en las que haces esto, para que puedas ser más consciente de tu actitud.
Esto te traerá muchos beneficios, pues autoengañarte es algo similar a limitarte. Es el momento de derribar barreras y de dejar de mentirte a ti mismo.
Confundes la necesidad con el amor


Esta es la primera de las formas en las que te mientes a ti mismo y no es más que confundir la necesidad con el amor.
Fruto de las creencias que rodean a este sentimiento, en ocasiones crees sentir amor cuando en realidad es otra cosa.
¿Qué puede ser si no es amor? Miedo a la soledad, dependencia emocional, temor a no encontrar nunca más una pareja con quien compartir tu vida…
De esta manera, el amor se impregna de celos, posesión, miedos, angustia y control… Pero, en realidad no sientes amor, te mientes a ti mismo. Necesitas a alguien a tu lado, pero no lo amas.
 Culpas y juzgas a los demás
¿Te has dado cuenta de que culpas y juzgas mucho a los demás? ¿De que hay cosas que no soportas de otras personas? Si tanto te pones de los nervios, es importante que empieces a mirarte en el espejo.
Si tanto juzgas la conducta “libertina” de una persona, puede que tú te estés reprimiendo en el aspecto sexual, que no te permitas disfrutar y que vives sometido bajo lo que la sociedad dicta que está bien.
Sin embargo, tu interior clama por vivir la vida libremente.
Si culpas a tu pareja de que fuma dentro de casa, pero tú se lo has pasado por alto en innumerables ocasiones, te mientes a ti mismo culpando a esa persona.
La responsabilidad es toda tuya por no haber expresado lo que pensabas desde un primer momento.
¿No puedes hacerlo o no quieres?


En ocasiones, puede que te descubras diciendo “si yo pudiera, ayudaría”, “si no tuviera tantos gastos, donaría”… Todo en un intento de justificar lo que puedes hacer, pero en realidad no quieres.
Te mientes a ti mismo cuando miras a alguien por la calle pidiendo limosna y te lamentas diciendo que si tuvieras dinero lo ayudarías. Así es.
Tienes un hogar en el que refugiarte, un coche y un trabajo en el que no te pagan mucho, pero te ayuda a saldar tus gastos.
Reflexiona por un momento, ¿de verdad no tienes dinero o es que te mientes a ti mismo para no hacer algo que, quizás, no quieres?
Ser sincero, a veces, puede hacerte quedar “mal” o como “mala persona”. Sin embargo, no tienes por qué mentirte a ti mismo.
 Las palabras adquieren el significado que más me conviene
Jugar con el significado de las palabras es una manera en la que te mientes a ti mismo para apoyar creencias que no tienen fundamento alguno.
Por ejemplo, puede que digas que una pareja homosexual es antinatural debido a que no pueden tener hijos.
Sin embargo, alguien puede contrariarte diciendo que entonces esta antinaturalidad también está presente en las parejas heterosexuales que deciden no tener hijos.
Ante esta confrontación, pero convencido de tu autoengaño, justificarás que las parejas heterosexuales pueden decidir, pero que los homosexuales no. Por lo tanto, ese tipo de relación es antinatural pues no responde al principio de reproducción.
 No discuto lo que no me interesa
Una manera en la que te mientes a ti mismo puede ser cuando una conversación no te interesa y entonces sueltas frases como “bueno, dejemos ese tema”, “mejor pasemos a otra cosa”, “tienes razón, ¿sabías qué…?”.
De esta manera, esquivas algo contra lo que no puedes luchar y que te abriría los ojos.
Por ejemplo, si alguien te dice “oye, la manera en la que le hablaste a tu madre no ha estado bien”, puedes contestar con “tienes razón, ¿sabías qué…?
Todos nos autoengañamos y mentimos en múltiples ocasiones, y la mayoría de todas ellas no nos damos cuenta. Por eso, es importante que aprendamos a ser autocríticos, pues solo así podremos aprender y avanzar.
Vivir en el autoengaño no nos hace mejorar como personas.


miércoles, 8 de noviembre de 2017

TUTANKHAMON CRONOVISOR


Jesús Callejo nos acompaña en este viaje al descubrimiento de la tumba de Tutankhamón, hallazgo del que hoy celebramos el 95 aniversario. Junto a él recuperaremos voces, leyendas, historias y mitos en relación a este hallazgo único en el Valle de los Reyes de Luxor, Egipto.